domingo, 13 de febrero de 2011

Lady Blue



HAbía una vez una niña azul....
HAce años (ya lo conté y me repito solo para poneros en contexto), dibujaba un cómic para una revista literaria "Iguazú Artesanal". 
El cómic se trataba de una pequeña caperucita azul a la que le pasaban ciertas calamidades solo por ser azul. Estaba escrito en forma de pequeños versitos sencillos, casi como si los escribiera un niño. 
Total, cada final de tira se suicidaba por su mala condición de la manera más absurda "Como ser azul ya no quería, se bebió un litro de lejía", y se convertía en Blanca Fantasma, que era ella misma pero sin color y siempre finalizaba levitando y con un "Uhhhhh".
Después de mi último post, en el que minihablaba de la condición inhumana del ser, he decidido hacer una entrada agregando un personaje a lo que podría ser la continuación de ese cómic. Una continuación donde la niña azul ha dejado ya de suicidarse y se comunica con su alter ego Blanca Fantasma a través de cualquier espejo, a lo Amor a Quemarropa y Elvis, y lucha con su archienemiga, la maligna Cadena 100 alias La Rouge.

Cadena 100, alias La Rouge, cuando aparece en acción, en el aire suena  La Chica de Ayer (esto es como la sintonía de tiburón)


Cuando esto ocurre, la niña azul  se pone su chistera mágica 


Y comenta con Blanca Fantasma




a través del espejo

 En todo caso se quedan las dos maravilladas frente a ese tocador, eso pasa siempre. Y de repente Blanca Fantasma pone su piggypod a toda leche con esta canción je t'aime

Y se quedan las dos como alucinadas viendo pasar a la gente un día de domingo en Mercantic
Miran a Dorita que les trae un mantel de encaje espectacular a cambio de aquel bolso o aquella sonrisa.
Miran a Igor que siempre se quiere llevar la moto de Roc para siempre (motito para +de tres años que siempre está aparcada en el taller a disposición de otros niños además de Roc)
Miran a la pareja de la perrita divina que se avalanza sobre ellas a saludar.
Miran al fotógrafo de The Rambla traerles el Cd con las fotos del taller para el próximo número de la revista. Y miran a Iván "el fotógrafo" que hizo su sesión el sábado y que cumple con la entrega de los tocados con cara de satisfacción


Y La Rouge ya no se oye con su melodía 
Demasiadas cosas bonitas que hacer, por lo menos hoy.

to be continued...

1 comentario:

Ŧirєηzє dijo...

hermosas imagenes...que nos transportan a otros tiempos...
encantada de visitarte..
:-)