miércoles, 22 de diciembre de 2010

La Princesa Prometida

Una nunca quiso casarse del todo, quiero decir, que si, que cuando era pequeña soñaba con llevar un vestido a lo merengue, lleno de frufrú y flores de terciopelo. Pero cuando digo pequeña es pequeña, quizás 4 o 5 años, cuando mis primas (las superprimas) decían que yo era de color rosa mientras fruncía el ceño. Pero no se equivocaban nada. Rosa palo, eso.



La cosa es que después, unos años más tarde, mis padres dejaron de ser felices y comer perdices,  mi cabecita se pasó al rojo can can y la libertad emocional. Así que siempre dije que no creo en el matrimonio (eso causa algún que otro problemilla cuando piensas en alto). En el fondo quise creer y tuve dos hijos (de padres distintos), en el fondo sigo creyendo que quiero querer, o mejor, sigo esperando a que llegue alguien y me demuestre lo contrario. Aaamén.




Vestir a novias me gusta. Creo que conecto con mi yo rosa palo cuando me encargan un tocado de altar, de ayuntamiento o de jardín de las delicias (mi madre se volvió a casar por esta vía).




No le he pedido permiso para hablar de ello en el blog, pero entre tu y yo, ahora es feliz y come perdiz

 


Mi última creación work in progress






Y yo que miro el pajarito y me entra el gusanillo

Bestiario del aMoR












LOVE





6 comentarios:

marisa dijo...

Espectacular y con estilo. ¡Me encanta! #y me encantaría# verlo puesto...

BIMOBEBE dijo...

Aquests són realment genials, m'encanten !!!!!!!!!!!!!!!!

Siloca dijo...

Nena, estás que te sales, maestra de maestros tocadores, son preciosos. En 40 años no he creido en el matrimonio, pero estás fotos me han "tocado" la fibra, si hace falta me caso. Remuacks.

anna blau dijo...

cásate conmigo!! que así somos familia numerosa!!!

Cristina dijo...

Hola Ana! Son realmente preciosos!! Auténticas obras de arte!! Felicidades x tu trabajo!!
Cristina Escudero
www.ide-asinteriorismo.blogspot.com

Cristina dijo...

Me encantan Ana! Son realmente espectaculares! Felicidades por tu trabajo! Auténticas obras d arte!! Por cierto, a mis padres tmb se les acabó el amor pero lo reencontraron y son la mar de felices! Yo tmb lo encontre y tuve mi particular cuento de princesas rosas, a mi estilo!
Cristina Escudero
www.ide-asinteriorismo.blogspot.com