jueves, 9 de diciembre de 2010

libélulas y otros insectos


Ayer mientras cosía, un saltamontes gigante salió (saltó) de no sé donde y se posó en mi brazo. Esto en mi caseta (hay que considerar que estamos en un sitio bastante “campestre” de Sant Cugat). Aunque no es algo habitual. En todo caso, este otoño, se han acercado a mi caseta algunas libélulas, y mientras yo trabajaba tranquila en la puerta ellas revoloteaban estáticas como observando mis puntadas, lo digo en serio, sin literatura. Un colega me explicó que las libélulas solo son peligrosas cuando se te enredan en el pelo… adiós trenzas. Mi caso es que llevo el pelo corto y las libélulas tan solo me alucinan. Mi pequeño de tres me dice "libebula"


Hoy los insectos estaban seguramente escondidos y es que hoy yo no estaba sola ante el peligro, el mercantic había vuelto a la normalidad después del puente (acueducto). Hoy el frío me ha dejado trabajar a puertas abiertas. Hice una chistera con pluma azul de vértigo y acabé otros que tenía empezados.

 

Pasó Alizia a visitarme (www.vishuda.com) y me propuso ayuda, una ayuda que me viene caida del cielo, como me vienen las cosas a mí (como las plumas de perdiz del tocado lila y verde-azul)



 Preparamos con Yolanda (loscollaresderyta.blogspot.com) una instalación grande con sus joyas y mis tocados en una peluquería preciosa, cuando esté montado os paso el dato.

 

¿Habíais visto mis lámparas años veinte? Mariposas, saltamontes, libélulas y demás: ¡A mí! 



(cual blancanieves  en versión insecto)



2 comentarios:

Tula Malcriada dijo...

Qué tocados más bonitos, me encantan, sobre todo el primero.
Besitos y buen finde.
Ah! Y gracias por visitarme y seguirme!

anna blau dijo...

gracias Tula, me encanta seguirte. Y el tocado de la libélula es muy especial, si. Si vienes y te lo pruevas te aseguro que no vas a poder prescindir. Beso linda!