domingo, 3 de junio de 2012

Mensaje en una Botella


los ojos de Yvonne
Ayer regresé a la tierra del agua, la que me brinda calma y a la que quise amar sin llegar a ponerle la mano encima


 Pero vuelvo y la acaricio con mis pies descalzos. Veo jugar a los niños en la arena mientras tomo un mojito. Mi padre, años a, en la casa de la orilla del mar y mi tierra firme, descorchaba una botella de cava, al atardecer, con el vecino Sirven y los pies metidos en la última ola “aixó es vida nen” decía.. Puse tantas ganas en venir que me olvidé de las dificultades. Solo el día que caí en ellas dejó de tener sentido intentarlo. Yo frisaba por un Mehari. Quería criar a los chicos con el mar de frente. Mis tocados habrían sido marinas para sirenas y estrellas de mar


Yo deseaba el silencio para empezar el día y el rumor de la marea acunando mis noches, nuestras noches. Pensaba desplazar a la gente a mi taller perdido y colgar en el salón mi lámpara twentis llena de mariposas. 


Pasar las verbenas repleta de farolillos e hileras de fuegos artificiales apuntando a la estela temblorosa y blanca de la luna en el mediterraneo


Caer en las dificutades es darle al miedo  el papel principal. ¿Cómo seria si…? ¿qué hubiera pasado…? 
Deseché la idea. Por la estabilidad, la practicidad, lo cómodo era… el trabajo estaba… y así miles de excusas. Que si él, que si yo, que si los chicos..
No me arrepiento de ná, reza la canción. Evidentemente, de esa puerta que se cerró surgieron cientos ( mi madre nunca se equivoca), y no es que no me pueda quejar. Es que no cabe quejarse. Aparqué el miedo justo en esa idea, la de vivir en el mar, y continué valiente mirándolo lejano desde mi balcón 3º2ª de Barcelona y me va bien… la vida


Y al volver sin volver él me mira como si se hubiera perdido, como si no me reconociera. Me acerco a la orilla y su guiño es gélido y distante. Me toca y yo salto por los aires como si un hilo eléctrico y pelado se hubiese perdido en mi piel.

Y cuando llega y me encuentra y me reconoce me canta su canción al oído y me llena de plancton y caracolas. Entonces me prometo ponerle energía, tiempo y meta final. 

Yo quiero estar con él. 

Da igual las vueltas que tenga que darle al mundo antes de encontrarlo de nuevo


 Yo habré crecido y sus olas murmuraran justo delante del porche y yo, por fin, podré entenderlas.


Buena y lúcida y maravillosa semana a touts

&

LOVE

1 comentario:

Cristina dijo...

Como siempre todo lo que haces respira pura belleza!! Es por ello que hoy te dedico un trocito del post de mi blog!! Espero que te guste!!

Besos

Cristina
www.ide-asinteriorismo.blogspot.com
Bodas y Deco que transmiten delicadeza