jueves, 24 de marzo de 2011

I am a Bird




Volaron los pájaros
Desplegaron unas alas cosidas minuciosamente y llenas de pensamientos. 


De silencio, de recuerdos de una risa, de penas vueltas. 
Cada puntada era un mundo, algo que pasó en algún momento. 
Los colores se fundían haciendo, de esos pájaros, animales imposibles salvo en los sueños o la literatura.


Aves del paraíso. De un paraíso onírico y universal. Los pájaros se fueron, volaron. Piruetas se dibujaron en el cielo como pompas de jabón llenas de polvo de ángel y fuegos artificiales, soplados por mariposas hacia un lugar desconocido. 


Provocaron aleteos inesperados, provocaron halcones a la espera de un fallo, de una puntada errónea. Provocaron al amor y a los odios, a cigarrillos y gin-tonics y charlas interminables .


 


Se esconden en cajas sombrereras, en tocadores dorados y en roperos de purpurina. Se muestran en la noche, como lechuzas silenciosas alborotadas por dentro.


Esos pájaros miman, delicados, los sueños de otros, las esperanzas. Te dan, con un canto casi imperceptible, una suma  pizpireta al sentido de tu belleza, siempre impecable. 
Y se muestran descarados junto a la fuerza que, justo tu, les das.


Anna Blau




1 comentario:

Tula Malcriada dijo...

Los pájaros, sí... Qué ganas de primavera, verdad?
Muchas gracias por tus buenos deseos, guapa!
Un besazo!