martes, 7 de febrero de 2012

Las Nubes y el Agua

Paramos un tiempo, muy a pesar mío. 
A veces, en las relaciones, hay uno que dice basta " démonos un tiempo..." Quizás haya otra persona... shit! 
Lo dejé amándolo tanto...

Después estaba la absurda pregunta de la gente "de a pié"- ¿te dejó o lo dejaste?- Shit otra vez.
Y te quedas mirando una luna como la de hoy y piensas:
Ojalá mañana despertara a su lado...


Piensas cómo debía ser Venecia juntos
Ti Amo Ancora...

una pared en Venecia
Mi Guisa
La cosa fue en Navidad, justo un poco antes.
Yo andaba de esta guisa mientras hablamos de probar de nuevo cuando terminasen las rebajas. Volver al taller por completo sería el regalo que necesitaba para poner el coco a exprimir y sacar juguito.

Gratacós nunca faltó a la cita. 
Febrero sería bueno para volver a empezar. 
Total, nos habíamos encontramos para apenas dos días y una se había quedado unos seis meses en la preciosa cuna de Pºde Gracia/Diagonal. 
Así que Febrero que rima con Bolero me regalaba de nuevo mi "Love History" y mi canción

 

"... La lalaa Miércoles y Jueves aquí estarás/ La lalalala  y cose que coserás..."

Adoro volver a Gratacós principalmente porque los adoro a ellos. Verdaderamente, de principio a fin, son una familia maravillosa.
Y dejo mi Mercantic, de momento, estos dos días de la semana (creo que puede cambiar la planificación de los días en breve)


Recojo los bártulos para mañana dar la sorpresa del montaje. 
Voy con el Volvo de mi hermano (recuerden que mi coche R.I.P)
El mismo Volvo con el que llegué por primera vez a este lugar, Mercantic, y con el que atropellé al limonero 

 

ME LO PASO TAN BIEN

Y llego a mi casa después de recoger a Roc en el cole.
Reorganizo los cuadros, cuelgo alguno nuevo. 
Roc recorre la casa con su bicicleta azul. Y entonces me acuerdo de mi vecina Felicidad, una viejita que lloraba siempre porque había perdido las llaves, y que cuando bajabas a consolarla te encontrabas (esto es verídico absoluto) unos doscientos cuadros por toda la casa, pintados por ella, todos de flores. Ella ya no está, creo que su hijo se la llevó a Teruel cuando la cabeza ya la dejaba del todo.
Ay Felicidad...

Mientras escribo escucho la maravilla de Albert Puig, el playlist de Delicatessen

Después Roc hizo esta caja maravillosa que colgamos en el comedor


Els Núvols i L'aigua (las nubes y el agua)
Con barcos zarpando como locos por ese horizonte.
¿Veis claro el camino?

LOVE

2 comentarios:

Tula Malcriada dijo...

A mí nunca me han dejado (toquemos madera) Pero debe de ser demoledor y no creo que haya palabras que pueden infundirte ánimos. Yo no creo en segundas oportunidades, aunque entiendo que no todo el mundo piense igual.
En mi blog te he dejado un premio que espero que te divierta.
Un besito, bella!

anna blau dijo...

mi linda. No, no me han dejado. Es que con Gratacós a veces me da como que tengo una especie de historia de amor y quise hacer una similitud. Que te dejen no mola. Gracias por tu premio al blog, de verdad todo un halago. A