domingo, 13 de enero de 2013

Chin Chin

fotografía de Laurent Chéhère
“Me enfado con el tiempo porque no lleva la velocidad del rayo. Sé profundamente que todo esto tiene que pasar algún día. El por qué lo sé aún es una incógnita para mí ¿De dónde sacaría yo tal información?
Busco el aleteo del pájaro y el viento silbando tras las hojas. Las palabras se amontonan como libros de colegio, abandonados y viejos, no recurro a ellas para no encontrármelas de frente.
El extremo se convierte en mí en una razón de vida. Lo que me hacía sentir un lado y el otro, nunca me lo hizo sentir el tránsito.
Esa es mi excusa perfecta de una vida inventada.”
Oscar Pena por Anna Blau


La mañana buscaba la tarde como una loca. Yo decidí perderme y hoy domingo me siento perfecta. Bajo las mantas y el café caliente. Mi cuerpo necesita cuidarse después de tanta fiesta gitana. Pero mi mente está fresca como el día, mi corazón tiene la luz que recojen los pétalos. La casa, llena de las voces de los chicos. Hoy, que Roc disfruta de su padre, Chri me trajo a la jauría adolescente a ver pelis de miedo y a hincharse de palomitas al punto de sal.

Tal como elijo perderme, elijo encontrarme, y descubro lo bueno que es tener las decisiones en las manos cuando la cabeza, aun habiendo sobrepasado las dosis de albariño, tiene la claridad de la mañana.
Desde que empezó la batalla navideña, la locura con Manu de “findeañonuestro”, más el fin de año que marca el calendario en el Delta, la comida de reyes, seguidamente los 5 de Roc y el cumple de mi hermano más el de Pere justo al día siguiente… Se han sumado los brindis que sostendrán este dos mil trece que tan bien me pinta. 
Todos los chinchines haciendo que la vida sea vida.
Sobre el trabajo, una observación que me encanta:
Cuando llega el frío del invierno, toda yo ya estoy en primavera- verano.
La única nostalgia que me habita, sinceramente, es la de vivir frente al mar. Pero no corro hacia ello, solo espero tranquila.

Buena semana a todos!

Como dice mi amiga Sílvia “Gracias, gracias, gracias”


Love & Hats

3 comentarios:

Siloca dijo...

Tu ya tienes casa frente al mar, y mar en tus ojos.... y oceanos repletos de coral ene se corazón de tempestades desatadas.... Si no lo sabrá usted señorita ........
Yo te ailoviu más!

anna blau dijo...

Silvia, en tres palabras: gracias, gracias, gracias!!!

Anónimo dijo...

la vida es blau.. tho diu un anónimus