viernes, 8 de abril de 2011

1999


Mi radio en el coche se ha desbarajustado. Fue por un corte de batería, me dejé el contacto puesto durante, más o menos, 4 horas… Ahora la enciendo y la fecha es 4 de Febrero de 1999, y si la casualidad hace que suene cualquier hit de los noventa me da un vuelco el corazón ¿Habré traspasado el triángulo de las Bermudas en la carretera de la Rabassada?


Entonces tenía 22 años (centrada abajo en el cuadro con pelo rojo) y un bebé (abajo centrado y abrazado por mí) que a la música le decía puca y al agua yeya. Me había separado hacía 1 año y trabajaba en un local de salsa en Barcelona. Mi abuelo (abajo a vuestra derecha con gafas de sol) había regresado a casa después de desaparecer diez años, enfermo, y mi abuela ( centrada arriba presidiéndolo todo) lo había recogido, creo que este fue el año de su segunda boda. Mi madre (a vuestra derecha y centro enmarcada) se consolidaba con su pintura, su amor (arriba a la derecha) y sus nenúfares. Sería el primer año que yo caería en Formentera. El año que mi hermano (abajo centrado abrazándome) caería en Ibiza. Y diría también que fue el año del divorcio de mi otro hermano (abajo izquierda con su segunda mujer y madre de sus criaturas). Creo que ese año fue el año que me decidí a decirle a mi padre (arriba izquierda junto a mi perra Nuca) que lo quería sin importarme mucho qué me respondía. Ese año me hice dos piercings debajo del labio y uno en la lengua y me dio incluso por atreverme a cantar “echo de menos” de Kiko Veneno en la plaza de San Fernando. En esa isla, a la que me empujó Manu (al centro con Luna en brazos entre la mariposa y la nota de Chri) descubrí otro modo de vivir, de mirar, de escuchar y de sentir.
Ahora que lo explico no sé si mezclo recuerdos y fechas. En todo caso me parecería genial que mi radio cada día me diese un año al azar. Imagino, un día de estos, prenderla en mi triángulo de las Bermudas y que de pronto marcara 2080… Diosss
Qué será de nosotras cuando hayamos muerto


Estoy preparando cosas para el domingo. El domingo estaré dividida . Por un lado nuestro Mercantic con sus conciertos y el encanto que le precede. En mi caseta estará Cecilia (la de las cosas de cocina preciosas de la caseta de enfrente) para atenderos, ya que yo me estaré ocupando junto a Yolanda (Los Collares de Ryta) de tres paradas que montamos paralelamente a Mercantic en el Montt  de Valldoreix y su primera edición de Mercadillo Vintage. 



Pinta bien y está cerquita uno del otro, así que si queréis pasar una mañana dominguera supervintage os animo a que os hagáis la ruta.

Además de todo hoy le he acabado a Virna un regalo que llega con retraso, su bombín de flores.


 Virna es mi prima y amiga y es una de las mujeres guapas e interesantes que adornan mi vida. Cenaremos en El Xato, seguramente un steak tartare y una ensalada de cangrejo imperial caerá, además de vieiras y un buen vino y un arreglillo del mundo.

Mañana ultimar cajas y precios y pasado mañana volver a cuentear con vosotros…


Mi escritorio nuevo años veinte de cara!!!

LoVe








7 comentarios:

lorda dijo...

Jo vui més histories d'aquestes, ets magnifica explicant coses, que poc et costa donarte un filet i tu anar estirant i explicar.
un petonarro
lorda

lorda dijo...

Annita pero el moblet de calaixos ¿es per mí? o pels altres nois? es que paso a buscar-lo i a pagarlo o queden via e-mail privat
un altre petonarro
lorda

Tula Malcriada dijo...

El escritorio es una maravilla! Y quién pudiera estar en ese mercadillo... pinta muy bien.
Besitos, guapa!

anna blau dijo...

estás invitadísima siempre y el escritorio está a la venta.. si te animas, a mí me inspira un montón!

Ŧirєηzє dijo...

que bonito seria tener una magen que plasmara algun momento del pasado...asi como hiciste tu...
no una foto...sino un resumen de nuestras vidas de entonces..

me encantó leerte...
un abrazo

anna blau dijo...

pues no creas que es tan difícil, desde este 1999 me divierte hacerlo cuando se me repite una imagen que me lleva a aquel u otro día. A veces tengo dejavús de un dejavú, y aunque esto parezca un enigma, la respuesta que seguro tu adivinas, es de lo más bonita y curiosa. Gracias Firenze

ami dijo...

eres una petardilla divertida. me hiciste pasar un buen rato, te aseguro que volveré a conectar en tu blog. hasta pronto