lunes, 15 de agosto de 2016

Acróstico De Una Noche De Verano



Das tumbos como un fuego fatuo
Estela fugaz que se detiene en agosto
Urge el deseo, Perseida

Nada ya será como pensabas 
Antes  crecerán las hojas en el suelo y
Nadie sabrá como llegó él,
Otoño 

Como el pájaro en la pequeña mano
Herido del amor que aprieta
Expira, no hay más

Dirás que nada temías 
Estrella que mueres

Vanamente recoges hojas con urgencia
Enciendes las flores secas de una primavera
Ruge un león mientras duermes

Antes de ti 
No habían estaciones
O solo paseaban en silencio




4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya No llego a ver si el acrostico esta hecho de corchos de vino,
O se fue
Temprano en todo caso
Empezó lo inesperado.
Volando se acercó a la playa
Encantada por el vaivén de las olas
O sería por el misterio del horizonte?

anna blau dijo...

dejas la posibilidad del Yo Te Veo y la del Y No Te Veo a mi imaginación... todo es por culpa de esa mayúscula que se te escapa del inconsciente..

Anónimo dijo...

Efectivamente, el inconsciente es más poderoso que nuestros deseos.
Existen aún así,conexiones que sobrepasan al inconsciente y parecen caídas de no se decir donde.
Como si no, conectarías una noche en fiestas de Gracia, hace ya algunos años con Ribes?
Grumete galáctico.

anna blau dijo...

Grumete!!! necesito contarte algo muuuy importante