jueves, 18 de octubre de 2012

Puntos Cardinales

  

El norte creo que lo tengo muy claro, muy evidente. El espejo me lo devuelve  por dondequiera que voy. El reflejo es siempre fiel, siempre esos ojos y esa voz que los atraviesa. Reconozco la sinceridad y el ímpetu de la trayectoria. Todos los objetos, todas las letras que ordeno meticulosamente con mi lengua, todos los deseos en un fichero pulcro y sencillamente localizables. 
El universo que se mece entre una mano y la otra lo llamaremos Este y Oeste. Infinito en las formas, las materias y las posibilidades. Todo en él son espacios y creación. Dolor y felicidad extrema. Formas conexas que se establecen en un orden natural. El big bang se genera indiscutiblemente en el corazón y funciona expandiéndose hacia todos los polos. Solo el Norte, con el frío que le caracteriza, puede lidiar la visceralidad y la locura de las partículas danzando a lo loco.


Las manos comunican en conjunto aunque sus intenciones vayan más allá de la dirección.


De pequeña solía mirar mi reflejo en el revés de las cucharas. Después, más grande pero no tanto, solía sentarme en los bancos con Chri patas arriba, así veíamos el mundo del revés.. ese pensaba yo que era mi sur, las antípodas del lugar en donde había caído casualmente.


Los pies, los pasos, el camino, la estancia, el ahora y la firmeza.

Lupita en mi taller


LOVE & HATS



4 comentarios:

los collares de ryta dijo...

Ohhhh el nuevo taller!!!!! Lupita preciosa!!!!! espero pronto nos veamos!!!! Echo mucho de menos Mercantic.

anna blau dijo...

Y YO, jui jui ven a verme... besos

Key Hunters dijo...

Ummmmm me faltan partes del cuerpo en esa descripción, pero solo tenemos cuatro puntos cardinales, así que habrá que conformarse ;)

anna blau dijo...

evidentemente hay caminos que se suceden entre el norte y el este, entre el oeste y el sur y que puede dar que hablar... paciencia... jeje besos y gracias!